Curso online: Control de calidad del proceso y del producto. Sistemas de calidad y ensayos de pulpas, papeles y cartones
enero 24, 2020
Curso online: Control de la contaminación
enero 31, 2020

Experiencias en la capacitación en celulosa y papel de personal de la industria

Por la Dra. María Cristina Area.

Basado en la proyección de crecimiento de la industria en los años ’70, la creencia general indicaba que para esta época los países “ABC” (Argentina, Brasil y Chile) serían los proveedores de celulosa y papel del mundo. Sin embargo, esta industria ha sufrido un estancamiento en el país desde hace más de 30 años debido a diversos factores, entre ellos, los incontables vaivenes económicos a los que no escapa el sector y a la debilidad estructural de la industria forestal. Mientras Brasil fabrica alrededor de 21 millones t/año de pulpa y 10,5 millones t/año de papel (FAO, 2018), Argentina produce menos de 1 millón t/año pulpa y 1,7 millón t/año papel. Se esperan inversiones por 20.000 millones USD en Brasil, 8.000 millones USD en Chile y 3.500 millones USD en Uruguay, en tanto hace más de 30 años que Argentina no cuenta con un emprendimiento papelero importante y no presenta proyectos de inversión en el sector. Sumado a lo anterior, la producción de pulpa celulósica, salvo raras excepciones, presenta un retraso tecnológico respecto al mundo y a la región.

No obstante, en los últimos años han surgido movimientos importantes para revertir la situación, como la generación de la Mesa Nacional de Competitividad de la Cadena Foresto-Industrial, la elaboración del Plan Estratégico Forestal y Foresto Industrial Argentina 2030 y los incontables esfuerzos de la provincia de Corrientes por captar inversiones. En medio de esta reciente alteración del status quo, organismos como la Asociación de Fabricantes de Celulosa y Papel (AFCP) y el Programa de Celulosa y Papel (PROCYP) han decidido participar activamente de estos desafíos mediante apuestas a la capacitación y a la innovación.

La problemática de la capacitación del personal
Una forma de avanzar por sobre este panorama y mejorar la competitividad es comenzar por capacitar al personal de las fábricas. Entre otros beneficios, la capacitación de los empleados produce actitudes más positivas, eleva la moral del personal, mejora el conocimiento de los diferentes puestos y, por lo tanto, el desempeño, ayuda a solucionar problemas y facilita las promociones. Sin embargo, esta capacitación no es sencilla, debido a varios motivos:
a) El sector involucra disciplinas muy complejas y abarcativas.
b) Los recursos humanos especializados se encuentran espacialmente alejados de las fábricas.
c) La demanda de alumnos es no masiva y dispersa.
d) Los potenciales alumnos son adultos, cuya problemática personal genera necesidades y características de enseñanza peculiares:
– No pueden desplazarse grandes distancias para aprovechar programas existentes.
– Muchas veces carecen de conocimiento de idioma inglés y hay quienes nunca han tenido experiencia con computadoras o sistemas online.
– Poseen otras prioridades (familia, trabajo), lo cual les impide cumplir con clases y fechas fijas.
– Precisan de un gran apoyo por parte de sus superiores.

Se plantea entonces la necesidad de contar con programas de gran flexibilidad, que permitan a los alumnos tener contacto bidireccional con un gran número de profesores y tutores del mejor nivel, y multidireccional con sus compañeros, con un bajo-nulo grado de desplazamiento (no abandono de las actividades cotidianas), pero con contacto obligatorio, aunque limitado en el tiempo.

Los antecedentes
Frente al panorama planteado, durante los años 2014 y 2015 el PROCYP y la AFCP realizaron el primer ensayo de dictado de cursos a distancia para personal de las fábricas. Estos fueron “Introducción a la fabricación de celulosa y papel”, “Fabricación de papel: preparación del stock y formación de la hoja” y “Prevención y control de la contaminación”, que fueron aprobados por 12, 12 y 10 alumnos, respectivamente.

Esta experiencia resultó tan exitosa que ambas partes resolvieron aumentar la apuesta. Es así que, durante los años 2016 y 2017 tuvo lugar el “Programa de Capacitación en Celulosa y Papel” mediante el Convenio específico de prestación de servicios de administración y capacitación firmado entre la AFCP y la Facultad de Ciencias Exactas, Químicas y Naturales de la Universidad Nacional de Misiones (FCEQYN-UNaM) para el dictado de cursos de Celulosa y Papel.

Este Programa de Capacitación, con una duración total de 340 horas distribuidas en 2 años de actividad académica, incluyó nueve cursos teóricos a distancia (equivalentes a 280 horas) y dos de 60 horas de capacitación práctica presencial en laboratorio y planta piloto del PROCYP, dictados en una semana al final del primer año y otra al final del segundo año. Finalizaron el Programa profesionales de las empresas Celulosa Argentina, Papelera Entre Ríos, Papelera Rosato, Papelera Berazategui, Quimtia (Perú) y del INTI. Los cursos podían además tomarse en forma individual. En ese lapso realizaron cursos más de 80 miembros de empresas de celulosa y/o papel del país. La empresa de mayor participación en cursos individuales fue Ledesma, con 18 miembros aprobados. El curso con mayor cantidad de alumnos que aprobaron en total fue “Fabricación de pulpa y papel”, con 21 participantes.

La nueva Capacitación e-learning
Sobre esta base y con el propósito de ampliar las posibilidades de los potenciales alumnos de realizar estos estudios, dio inicio la “Capacitación e-learning en Celulosa y Papel” mediante un segundo Convenio firmado por las mismas instituciones en 2019. Esta nueva propuesta es un programa de 200 horas reloj y 30 semanas de duración, que involucra el dictado de 7 cursos, abarcando: Introducción a la fabricación de pulpa y papel; Materias primas, procesos de pulpado y blanqueo; Reciclado del papel; Fabricación de papel y cartón; Control de calidad del proceso y del producto; Control de la contaminación y Biorrefinerías e Innovación. Las características distintivas de la Capacitación e-learning en Celulosa y Papel son su dictado totalmente a distancia y la inclusión de un nuevo curso acerca de las nuevas tendencias mundiales en la industria de pulpa y papel.

Como en el Programa anterior, los participantes pueden realizar la Capacitación completa o bien tomar los cursos en forma independiente, si demuestran poseer los conocimientos previos necesarios para la comprensión del contenido en cada caso. Los estudiantes que hayan realizado cursos en ocasiones anteriores y no hayan finalizado el Programa 2016-2017, pueden acreditar lo ya aprobado en la nueva Capacitación. Durante el año 2019 se han concretado los 3 primeros cursos.

Al ser totalmente a distancia, esta nueva opción de gran flexibilidad presenta varias ventajas, como la posibilidad de tomar los cursos desde cualquier lugar del país o del mundo y de aprobarlos fuera de las fechas oficiales establecidas.

Los docentes
El Programa de Celulosa y Papel (PROCYP) del Instituto de Materiales de Misiones (UNaM-CONICET) posee recursos humanos con la formación requerida para concretar este desafío. El PROCYP está formado por 20 miembros, contando con 6 investigadores, 6 becarios doctorales, 4 becarios posdoctorales, 3 becarios alumnos y 1 administrativo. Sus actividades de Investigación involucran biorrefinerías; materias primas fibrosas; tecnologías limpias de pulpado y blanqueo; química de la madera; compuestos de madera y plástico y reciclado de papel. En forma permanente realiza servicios técnicos y trabajos de desarrollo para la industria. En Enseñanza, además de los cursos virtuales de capacitación, dicta cursos en el posgrado (Doctorado en Ciencias Aplicadas; Maestría en Ciencia y Tecnología de Materiales Fibrosos); grado (cursos correspondientes a la Orientación en Tecnología de Pulpa y Papel de Ingeniería Química); pregrado (Tecnicatura Universitaria en Celulosa y Papel) en la FCEQYN, UNaM.

Con esta experiencia enriquecedora para todas las partes, el PROCYP y la AFCP, en articulación público-privada, están colaborando en la formación de jóvenes profesionales de la industria celulósico papelera del país.

* María Cristina Area es Investigadora Principal de CONICET; Profesora Titular de la FCEQYN, UNaM; Miembro del CD de la REDFOR.ar; Presidente de la Fundación Ambiente y Desarrollo (FAyD); Directora del Instituto de Materiales de Misiones (IMAM) UNaM-CONICET. Contacto: cristinaarea@gmail.com

//]]>